4.3.10

Más hilo negro

Estoy esperando ansiosamente el fin del invierno, primero porque ya me cansé de que siga haciendo frío, pero sobre todo porque las mallas que uso bajo los pantalones cada vez tienen menos de donde agarrarse debido a la protuberancia que tengo en medio del cuerpo. Ando caminando todo el tiempo con la molesta sensación de que se me caen los pantalones. Nunca me había quedado tan clara la gran importancia de la cintura.

Hace unos días fuimos a una sesión de información a la clínica que nos gusta. Ahi atiende mi doctor, está cerca de la casa y está junto al parque, así que tiene un paisaje muy agradable... y Niv en particular apunta que hay un Biergarten a unos pasos, pero tengo la impresión de que eso sucede en todos los hospitales de Bavaria. La sesión nos informó sobre varios aspectos relevantes del proceso y sirvió para hacerme sentir que todos estos años de clases de alemán han servido para algo, entendí casi todo, hasta los chistes. Me llamó la atención que la mayoría de las parejas eran de nuestra edad para arriba, y que sin excepción, las que eran más jóvenes se veían como casos en los que un par de mocosos metieron la pata y están jugando a la casita. No recuerdo un sólo caso de gente que se viera como yo hace cinco años, digamos. Me gustó en particular que la clínica parece servir a un amplio rango de estilos de maternidad desde pachuli a librito. Niv hizo un berrinche cósmico porque todas las transparencias que presentaron tenían un error ortográfico/gramatical en una palabra clave para una institución como esa: los bebés. Asombrosa metida de pata.

Antier fuimos a la visita de rutina con el doctor. Todo resultó estar en perfecto orden, menos mi peso. Después de llevar buen ritmo, parece ser que éste mes me traicionaron los yogures (que en efecto tienen un alto contenido calórico por el azucar). Voy a tener que hacer ajustes dietéticos para emparejarme con las órdenes médicas. Nuestra pequeña dió muy buen show, primero chupándose el dedo, y después abriendo la boca enorme. No sabemos si fue bostezo o un gran trago de líquido amniótico. Sé que es más que obvio decirlo, pero me embelesa verla moviéndose y haciendo casi cualquier cosa.

3 comentarios:

Julia dijo...

Maternity pants, man-- such a challenge. I thought the MOST awkward was in the first weeks after the baby is born, when the maternity pants seriously will NOT stay up due to the absence of the belly, but there is no way pre-pregnancy pants will zip.

I'm glad your clinic visit went so well!

Martha dijo...

Qué adorable nuestra pequeña haciendo show. Aunque más bien se me hace que es su temperamento de paloma, justo como uno de sus progenitores.

v g m dijo...

Y esperate a que le de hipo y te salte la barriga, es divertidisimo!