26.2.10

Depeche Mode: O2 Arena

Para los que no recuerdan, Acely consiguió boletos para Depeche Mode para mayo del 2009. En aquel entonces me fui a Londres y toda la cosa, pero nuestro estimado David Gahan tuvo un serio problema de salud que los obligó a posponer el concierto hasta febrero de éste año. Con bastante dificultad, nos desplazamos a y de la O2 arena (antiguo Millenium Dome), pero el concierto valió toda la pena y toda la espera.

Una de las razones por las que tenía tantas ganas de ver a esta banda en su país de origen es porque la última vez que los vi en San Antonio fue una pesadilla en la que una bola de mocosos villamelones borrachos nos arruinaron el concierto. Aquel fue uno de los peores ejemplos de los defectos de ciertas audiencias gringas. Aca es totalmente otra cosa, Acely y yo éramos de las meas jóvenes entre los asistentes (fuera de los hijos de fans más mayores). Cláramente todos son fans de antaño, que saben a lo que van y no hacen mucho pancho al respecto, simplemente disfrutan. Es asombroso la diferencia que hace una audiencia conocedora para el disfrute de un concierto. Cerca de nosotras, había una colega con panza, y vi varias más en la arena... y pensar que Niv estaba nervioso con la banda enloquecida.

El setlist (#44) me gustó porque me dejó oir varias canciones que no me habían tocado en vivo. Tocaron sólo cuatro del nuevo disco, y para mi gusto no le hicieron justicia a Wrong por tocarla en segundo lugar. La canción se merecía un público más entrado en calor. Es claro que las de Violator y Music for the Masses son las que más prenden, aunque las de Black Celebration son siempre bien recibidas. Nunca me ha tocado que toquen algo más viejo que ese disco. A mi personalmente me hacen muy felices las de Songs of Faith and Devotion, y nos dieron varias. Tocaron solo una del Exciter, pero valió por varias porque la cantó Martin Gore. Los solos de Martin Gore siempre han sido para mi momentos deliciosos del concierto, y me asombró que muchos aprovecharon el momento para ir al baño. Nada como cantar Home y A Question of Lust a grito pelado con él.

Hablando de David Gahan, me alegra reportar que sus serios problemas de salud no parecen haber hecho mella alguna en sus habilidades vocales o caderiles. Acely dice que lo vio muy delgado, pero yo digo que siempre ha sido muy flaco. Eso sí, al igual que Martin necesita ya buenas cantidades de maquillaje para dar el tipo. Una vez más fue un deleite verlo prender a la gente como siempre. Para mi, los momentos cúlmines fueron los clásicos, que de alguna manera siempre se las ingenian para reinventarlos. Never Let Me Down Again fue un flashback total al 101, con pantalla borrosita y todo. Por un momento, todos nos sentimos en Pasadena en el 88. A Personal Jesus (con la que cerraron) le dieron una buena mano de gato, empezando con algo muy cercano a la versión de Johnny Cash y desarrollándola de una manera más pesada y contundente que de costumbre, muuuuy buena.

Les paso al costo el tip de que venden TODOS los conciertos en vivo de esta gira (y algunos de la anterior) en formato digital y en CD en su tienda virtual. Por supuesto que yo ya compré el mio, pero todavía no me lo han entregado, así que no puedo comentar sobre la calidad de la grabación. No entiendo por qué no hay más bandas que hagan esto (sólo se me ocurren Pearl Jam y NIN).

Una vez descrito lo bueno, paso a describirles el terror del transpote. La arena está en una especie de pequeña península que es acesible de manera sencilla sólo por metro. Desafortunadamente, la linea Jubilee cierra todos los pinches fines de semana, haya o no haya evento. Tratar de sustituir un eficiente sistema de metro por autobuses con rumbo desconocido y barquitos a los que les caben a lo mucho 200 personas, es una estupidez. De llegada esperamos unos 10-15 minutos para cruzar el agua, sumándole poco a la hora y media que nos llevó llegar después de tomar tren, metro y tren ligero. El pedo mayor fue a la salida, ya que cuando escupes 20,000 personas al mismo tiempo, se jode Francia, obviamente. Duramos ¡dos horas! en la pinche fila del barquito. Para cuando llegamos al tren ligero, ya nomás iba a una parada lejos, que para acabarla lo botaba a uno frente a otro metro cerrado. Tratamos de pescar un camión, pero pronto decidimos que valía toda la pena tomar un taxi. Nos llevó más de tres horas regresar a casa. Ya ni el Foro Sol me cae.

Si no hubiera estado tan bueno el concierto y tan ruca la concurrencia, yo creo que la gente sí le hubiera prendido fuego a algo. Afortunadamente la calidad de la banda hace que se le olvide a uno la pesadilla más o menos pronto.

No era tanta la cantidad de agua que cruzar
Felices las dos
La pantalla tenía una protuberancia que usaron mucho en el diseño de los videos
Uno pensaría que hasta se caen bien
Solo de Martin Gore
Gran guitarra en I Feel You
Mostrando al pobre de Fletch, que nadie pela nunca
Momento 101
David y su chorro de voz
Robándole la idea al comercial de iTunes...
... para Personal Jesus
Adioooos

4 comentarios:

Marcos dijo...

"la última vez que los vi en San Antonio fue una pesadilla en la que una bola de mocosos villamelones borrachos nos arruinaron el concierto"

¿Nathán y/o yo?

Eva dijo...

Ojalá, así la cerveza le hubiera caido a los de adelante y no a nosotros.

amydove dijo...

Ha, this one was a challenge for google translator. My favorite line: "The couple went to fart out, because when 20,000 people spit at the same time, France sucks, obviously." You should have stuck out your pregnant belly to get VIP transportation!

Eva dijo...

Ahh, I love what automated translators do with slang expressions. I should run my own posts through the translator, just for the entertainment factor.

I was wearing a very visible button (given to me by the London metro system) saying "baby on board"... nobody seemed inclined to let me go ahead of them.