4.7.10

Hilo negro: ballena encallada II

Aca continuando con el reporte doméstico mientras entramos oficialmente a la semana 40 de gestación. La gripe ha sido vencida exitosamente, aunque ahora el enemigo es un sarpullido, que al parecer es muy común en éste estado y cuando hace mucho calor (como es el caso). Fui al un doctor con mucho esfuerzo, ya que los dermatólogos de mi vecindario armaron un complot en mi contra esta semana, y me recetó una pomada que me ha hecho lo que el viento a Juarez. Ha sido de más utilidad un ventilador que se agenció mi marido y que nos ha permitido dormir a pesar del ataque térmico.

Fuera de eso, me la he pasado casi todo el tiempo estacionada en mi sillón, leyendo mi libro sobre como tratar bebés y cualquier otra cantidad de lecturas atrasadas. También he estado viendo programas de televisión variados, y por supuesto cuanto partido del mundial se me cruza por enfrente. Me asombra que me ha tocado compartir éste campeonato con dos hombres a los que el futbol o les importa poco o directamente lo aborrecen... que desperdicio.

En las noticias felices, hemos estado comiendo taaan rico. Por un lado Julio vino a llenarnos de ideas refrescantes, pero por otro lado vino a darle inspiración a Niv para hacer cosas que rara vez se le antoja hacer, como pizzas caseras o crepas. Yo me dejo apapachar. Y claramente estamos comiendo más saludable que antes, porque en las últimas semanas practicamente no he aumentado de peso (mientras que Clotilde sí lo ha hecho consistentemente).

Por cierto, para relajarlos a todos, les aviso que Clotilde ya tiene nombre real. Una vez que nazca, lo oiga y no haga cara de fuchi, lo compartiremos con ustedes.

Claro ejemplo de ballena varada acalorada (en película fotográfica, por cierto)

4 comentarios:

Marcos dijo...

Qué buena foto.

Pues ya casi... ha de estar al máximo la emoción. Y en otro tema, los cuartos de final estuvieron de alarido, lástima que se esfuma la posibilidad de traer la copa al continente casi por completo.

Julia dijo...

Oh, I love that photo! So great... I got really rashy when I was pregnant with Violet in the summer (2nd trimester or so; it went away when the weather turned cool); the pregnant body is so weird. And wow, you have made it to 40 weeks and soon will have a new little person to join you! Hooray!

Martha dijo...

Qué ballena tan guapa

Antonio Noyola dijo...

Una sonrisa plácida para quien está a punto de afrontar la hora de la verdad. Besitos.