3.4.07

El pequeño niño pambolero que todos traemos dentro

A mi se me puede decir pambolera de muchos años, pero solo por ir al estadio y ver la tele, jamás disfruté jugar el deporte y solo lo hice bajo amenaza en educación física. El otro día estaba pensando en qué razones tendría para comprar una tele y la neta el futbol fue lo que resultó tener más peso.

Todo esto viene a cuento porque me acabo de enterar de que mi papito me consiguió (sin que se lo pidiera) una foto autografiada de Oswaldo Sánchez. Resulta que por azares del destino tuvo que grabar un programa de televisión con él y gracias a que una de sus colaboradoras llevó un altero de fotos para autografiar, yo salí ganona. Me muero de la risa de imaginarme a mi padre diciéndole al eminente portero "es para mi hija, es científica, tiene 31 años", o algo por el estilo. Mi papá se sorprendió de la emoción que me causó la noticia, pero nomas de pensar la cantidad de veces que he estado practicamente rezando enfrente de una televisión para que Oswaldo pare el tiro... fuera de la final Pumas-Chivas, claro está.

No es cierto que todos tengamos un pequeño pambolero adentro, conozco a varios a los que les valdría queso el acontecimiento, pero aquellos que si tiene a esa personita en su interior, supongo que entenderan mi emoción. Lo único malo es que me voy a tener que esperar hasta que vaya a México para ver la foto, pero el gusto nadie me lo quita. ¡Gracias papá!.

2 comentarios:

kirsch dijo...

te hubiera emocionado igual uno de Cuauhtemoc?

Eva dijo...

¡uf!, y mas ahora que va a jugar en una liga tan espectacular.