27.11.06

Bromas

Leyendo blogs por ahi, me topé con un post en el blog de Alice que me hizo recordar una broma crónica de un bromista crónico. Hace ya varios años mi padre tenía un socio y amigo que era un típico bromista sin remedio. Tiro por viaje se quería chamaquear a quien se dejara, y seguido caian las vícitimas. Una de esas consistió en pedirle el coche a un amigo (por una razón legítima) y ya que tenía las llaves se le ocurrió sacarle una copia. El amigo en cuestión vivía en el mero centro de Coyoacan y siempre estacionaba su coche en Carrillo Puerto. Cada vez que el bromista pasaba por la plaza, checaba a ver si el coche andaba por ahi, y lo movía de lugar. La broma duró varios meses, y fue sólo cuando el pobre amigo estaba a punto de perder la razón que la verdad fue revelada. Según recuerdo varias personas le retiraron el habla por un rato después de ser víctimas de bromas pesadas... y que yo sepa el bromista nunca ha dejado de hacerlas.

Yo no soy una bromista natural, pero si a alguien se le ocurre hacer una broma, generalmente me uno con entusiasmo y a veces sí llego a contribuir con elementos dos tres ojetes, no les voy a mentir. Creo que ninguno de mis primos sacó la vena bromista desatada de mi abuela y sus hermanos, ellos llegaron a hacer muchas barbaridades por engañarse el uno al otro. En mi infancia, más de una vez estuve a punto del infarto porque mi abuela se nos "aparecía"con una media en la cara. Aunque ahora que lo pienso, mi hermano nos aplicó una broma muy buena a toda la familia hace unos años. El baboso nos la aplicó el dia de los inocentes francés (1 de abril) pensando que era el mismo que en México, el juraba que ibamos a pescar que era broma y por supuesto, a nadie se le ocurrió.

No se si ustedes compartan mi opinión de que los bromistas crónicos nacen y no se curan jamás, los demás somos advenedizos que de vez en cuando entramos al juego.

1 comentario:

Susana dijo...

jajaja!!! yo con lo olvidadiza que soy, seguramente caeria facilmente en la broma del carro... seguido me pasa que no se donde dejo el carro aunque no me lo muevan!!! jajaja soy clienta frecuente de los bromistas!