20.5.10

Baby shower

Han de saber que eso del baby shower es un concepto más o menos exótico por estas tierras. Hasta donde sé, sólo algunos extranjeros lo practican. En mi caso, se tomó la decisión de hacerlo sólamente con participantes femeninas por razones prácticas, y porque Niv no iba a estar en Munich en la fecha elegida. Yo no tuve que hacer nada mas que darle a las organziadoras una lista de invitadas, así como chismearles qué clase de cosas ya tenía y que otras me gustaban. Para ilustrar el punto, no había ninguna alemana, y conté representantes de 10 paises distintos.

Tengo la enorme suerte de tener varias amigas que son entusiastas cocineras y/o reposteras, así que la comida y los postres estuvieron buenisssimos. Hasta Clotilde brincó de gusto a la hora de la comida. Aparte de eso, las organziadoras hicieron un excelente trabajo de acopio de ideas y divisas, así que todos los regalos fueron colectivos. Me sentaron sola en un cuarto, mientras todas marchaban trayendo paquetes variados a mis pies, muy simpático. Los regalos fueron desde un surtido rico de pañales, toallitas humedas, cremas y jabones, toallitas de algodón y similares, un colchón para cambiar pañales, hasta un sofisticado baby-gym muy portable. Mi regalo favorito fue un kit-maletín fabuloso con la bomba de leche de AVENT en versión manual y eléctrica, con un montón de accesorios utilísimos. Tengo que hacer mención particular al esfuerzo que le pusieron para que NADA de los regalos fuera rosa, son un encanto.

El último regalo sirvió para una parte importantísima de la tradición. Nos dieron un muy bonito cuaderno con textos que escribió cada una de ellas y con la intención de que lo usemos como bitácora para poner lo que se nos ocurra y antoje sobre la vida de nuestra pequeña. Lo primero que quedó registrado fue la tradicional apuesta de nacimiento sobre la fecha, el peso y la talla. Primero escribirmos los datos míos y de Niv al nacer (segun reporta la nebulosa memoria de nuestras respectivas madres) y luego las adivinanzas de cada quien. Si alguien quiere participar, sabiendo que el premio es el sólo honor de haber adivinado, no duden en mandarme un e-mail, y los apunto con todo gusto.

Desde aca les mando miles de agradecimientos a las participantes, con particular énfasis en la anfitriona, que amablemente puso la casa, y las organizadoras, que hicieron un gran trabajo. Nos hicieron muy feliz a mi y a mi pasajera. ¡Gracias!

Parte de la fabulosa comida
Las festejadas
Con algunas de las participantes
Mi regalo favorito
La bella Carina se presenta con Clotilde
Casi todas (una ya se había ido)
Las amables organizadoras
Buen ángulo
La amable anfitriona
En la chorcha

5 comentarios:

Verde dijo...

51 cm. 3,650 g.

Julia dijo...

Oh, what a fun party! You are right; the food looks so delicious.

Martha dijo...

50 cm, 3,200 kg, 14 de julio por la tarde, 5 ó 6.

Qué a gusto se ve esa fiesta

Martha dijo...

Clotilde??????

Antonio Noyola dijo...

52 cm., 3 kilos, 12 de julio a las 9 a.m.