10.2.09

El nivel de cinismo...

... que alcanzan nuestros legisladores es asombroso. Se les está haciendo costumbre darle una pátina de legitimidad a su pauperrimo trabajo en las cámaras organizando foros de discusión sobre temas importantes para la nación. Por supuesto que estoy de acuerdo en que dichos foros deben organziarse, creo que pueden ser elementos muy valiosos en una democracia infantil como la de mi país, el problema es que no les hacen ningún caso. La larga y extensa discusión previa a la reforma petrolera trajo un buen número de datos interesantes e ideas innovadoras a la discusión, casi ninguna de ellas acabó formando parte de la mini-reforma energética aprobada posteriormente.

Ahora organizan un foro para discutir estrategias ante la enorme crisis mundial en la que estamos inmersos (y que apenas comienza). Hay muchas cosas que se pueden discutir, pero los diagnósticos que la mayoría de la gente fue a presentar son sobre problemas que llevan décadas de existir, que hace décadas se deberían de haber empezado a resolver, y que ahi siguen tan campantes. Los monopolios de todo tipo son un cancer para el país, sin embargo, son engranajes demasiado valiosos en la maquinaria electoral, y yo creo que por eso ahi se van a quedar durante varios años más. No importa cuantos especialistas vayan y lo digan de veinte maneras distintas, los legisladores se sientan, los escuchan, y luego proceden a no hacer nada para combatirlos porque no les conviene... y nosotros los dejamos.

Desde hace ya rato el estilo reiterativo bienpensante de Denise Dresser me cansa, pero aun asi les dejo parte del discurso que leyó recientemente en uno de esos foros que organizan nuestros legisladores. Lo que más me impresiona es que después de que dejó bastante claro el nivel de responsabilidad que esa bola de zánganos oportunistas tienen en el asunto, ¡ellos la ovacionaron de pie!... más cínico que eso está difícil.




No creo poder ir a votar en las elecciones federales de éste año (por primera vez en mi vida adulta). Les deseo suerte a los que sí van a votar, porque está flaquísima la caballada, no hay pa donde hacerse.

1 comentario:

Martha dijo...

La intervención de la Dresser fue interesante y distinta a las demás. Levantó buena crítica.