11.10.07

La eficiencia alemana

El metro que va de mi casa a la chamba pasa cada 20 minutos, siempre a la misma hora. Muy de vez en cuando hay días en los que pasa un par de minutos temprano o tarde, pero rara vez pasa de ahi la irregularidad. Hoy, debido a que pasé a hacer una compra, llegué 10 minutos temprano a la estación y vi que había un tren, pero no hice un esfuerzo por alcanzarlo porque sabía que no era mi tren. Cuando pude ver la pantalla, descubrí que si era mi tren y ya era demasiado tarde para subirme. Supuse que algo raro pasaría y que solo había que esperar un poco, pero de los trenes anunciados para los siguientes 40 minutos, ninguno iba a la chamba (son de la misma linea, pero no llegan hasta el final). Las estimaciones de la pantalla cambiaban todo el tiempo, asi que después de 25 minutos de espera, opté por subirme al primer tren que pasara y ver que me deparaba la vida más adelante. Para aumentar la sensación de un día bizarro, había una muchacha que duró los 25 minutos enteros en el mismo lugar, parada derechita sin moverse para nada, viendo a un punto fijo en la pared de la estación (¿autismo?).

Aqui vale la pena detenerse y aclarar que el invierno decidió asomar su feo rostro hace unos cuantos días y en las mañanas está haciendo un frío jijo (5-7 grados). Esto viene a cuento porque la estación donde el tren me fue a botar, está al aire libre. Aclaro que compartí la ordalía con un buen número de gente, los idiotas que quedamos en el andén sin saber que onda éramos docenas. Después de 10 minutos aparece un letrero diciendo que un tren viene en 16 minutos. Yo mato el tiempo leyendo "Letras Libres" mientras camino de un lado a otro del andén para no morir por congelamiento. El letrero desaparece, 16 minutos pasan y ni un méndigo tren pasa para ningún lado. A las mil horas por fin los dioses se apiadaron de nosotros y llegó un tren que nos llevo a puerto. Tardé una hora y media en el trayecto que normalmente me lleva 25 minutos.

Lo más extraño es que cuando hay problemas, siempre sale una voz en la estación que explica. Un tren se descompuso, las señales están echas bolas, alguien brincó (Niv dice que le ha tocado), hay juego de futbol, whatever. Esta vez no dijeron nada, ni disculpas pidieron los infelices. Los alemanes son muy eficientes... pero no todos los días.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los alemanes tienen un excelente sistema de transportación de pasajeros que crearon y perfeccionaron en la segunda guerra mundial.

Experimentaron con varias cargas de pasajeros y tuvieron el suficiente tiempo para experimentar con las muestras.

También perfeccionaron el sistema de agrupar pasajeros en el espacio mas reducido posible y sin baños.

Son unos maestros en la experimentación.

Eva dijo...

En aras de la libertad de expresión decidí no borrar el comentario, pero quiero aclarar que en el futuro me reservo el derecho de borrar comentarios como el anterior:estúpidos, de mal gusto y sobre todo anónimos.

Antonio dijo...

Nada mas a nivel de aclaracion el dia 11.10.07 el dia del evento que cuentas, habia una guelga general de maquinistas en toda alemania. De hecho el 90% de los trenes de cercanias (S-bahn entre ellos, que supongo es que es el que tomas para ir de Muenchen a Garching) de todo el pais no circularon.

Lo digo por que a mi me paso algo similar, tenia que ir a colonia, pero como sabia que habia huelga me conecte a la pagina de DieBahn, y ahi podia uno ver que trenes si pasarian por una estacion y cuales no. Asi que la verdad no espere practicamente nada 5 min.

saluditos