14.10.07

Horas extras

Ayer sábado me tocó ir a chambear a horas inusuales. Resulta que se cumplieron 50 años del campus en el que mi instituto está sentado, y decidieron celebrarlo haciendo una "noche abierta" para el público en general. Normalmente, los no-germanoparlantes no somos requeridos para dichos eventos, pero dado que la caballada estaba flaca, es decir, yo era la única postdoc que podía asistir, pues me requirieron. Lo único que pedí fue la asistencia de algún estudiante para traducir la explicación y las preguntas.

Afortunadamente, un buen número de los visitantes hablaban inglés, asi que pude comunicarme directamente con la mayoría. Hubo varios momentos en los que tanto el estudiante como yo estábamos ocupados con gente. En uno de esos momentos de alto flujo de tráfico, le pregunté a un par de chamacos y su mamá si hablaban inglés, me dijeron que no. Respiré hondo y procedí a masacrar el idioma y tratar de explicarles en versión "yo Tarzán tu Jane" como se detectaba el agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Para mi inmensa sorpresa, hasta entendieron algo. No sabía que tantas palabras en alemán podían salir de mi boca en sucesión, aunque muy probablemente la mitad estaban mal y en el orden equivocado, pero como sea, logré transmitir una idea más o menos sofisticada. En casos mucho más fáciles, yo hablaba en inglés, y la gente preguntaba en alemán todo muy fluidito.

La recompensa en este tipo de eventos llega cuando uno logra emocionar al público con la chamba. Cuando ves la sonrisa de un adolescente que dice "que interesante", o un viejito sale contentisimo porque entendió algo que no esperaba entender, o gente de mi rodada que se emociona al oir el final del cuento de hadas: ¿en serio encontraste un agujero negro de masa intermedia?, ¿cuándo vas a saber si hay más?. Estuve cinco largas horas ahi parada, pero valió la pena el cansancio porque por primera vez sentí una conexión directa con la gente de Munich. Con suerte, algunos chamacos deciden estudiar ciencia después de asistir a eventos como éstos, o cualquier persona se anima a comprar un libro o revista de divulgación científica.

1 comentario:

v g m dijo...

Que buena experiencia! El contacto con la gente, hacerlos sorprenderse da una satisfaccion increible, ademas de ser absolutamente necesario dismitificar la figura del cientifico o academico despeindado, loco y en su avion.
La unica esperanza de la humanidad esta en la educacion, muchas gracias por la contribucion!

Saludos

V Gerardo