3.9.07

Confesión

Hoy volví a mi oficina después de un mes de ausencia. Me la pase un poco en friega porque mañana parto a un congreso a Italia. Yo se que la imagen idealizada de un científico es que está enamorado de su trabajo y le cuesta mucho dejar a su objecto de estudio por unos días. No es mi caso. Yo me podría haber seguido de vacaciones otro mes feliz de la vida. Me trajeron de regreso a rastras y si vuelvo con enjundia es porque no me queda de otra.

Esperemos que el congreso me restaure el humor laboral. Lo bueno es que al acabar la chamba me voy dos días de vaga con Niv. Al menos hay una zanahoria al final.

1 comentario:

v g m dijo...

Bueno chica, irse a Italia de Chamba no es exactamente un trabajo monotono, vale la pena pagar con un par de dias intensos, por cierto, a que parte de Italia vas?
Aqui seguimos tus fans esperando mas aventuras !
Saludos
Gerardo Martinez de Udayana :)