13.9.10

Dos meses

Dos meses

Hoy Leah cumple dos meses. La foto de arriba pretende ser parte de una serie que registrará su crecimiento cada mes... hasta que rompa la sillita.

El reporte es ampliamente positivo. Duerme bien, come bien (como lo indican los cachetes) y es bastante sociable, jala para donde la llevemos y hasta pone buena cara. La única queja de estos días ni siquiera es con ella, es con los diseñadores de pañales. Como parte de su desarrollo intestinal, ahora ya no hace mas que pipí en la noche y es hasta la mañana cuando descarga lo acumulado de manera sólida... aunque eso de sólido es un decir, es bastante aguadito, y tiende a salir en propulsión a chorro, en grandes cantidades. La consecuencia es que seguido la caca se sale de madre y se embarra con alegría en su hermosa ropita. La abnegada madre tiene que limpiarla y cambiarla (ella con un humor fabuloso, siempre) además de lidiar con la pobre ropa. He desarrollado un veraddero terror a esas cacas mañaneras. Hoy por ejemplo, me la aplicó dos veces.

Hago muchas bromas sonre lo pachona que está, pero la medí y la pesé antes de checar las curvas de crecimiento. Está tantito mas alta del promedio para su edad y exactamente en el promedio de peso, o sea que hasta esbelta nos salió. Entre sus nuevas gracias está un nivel de conversación más sofisticado, con uan variedad de ruidos mayor y hasta sonidos compuestos tipo breguoarg. Es clarísimo cuando una expresión facial o sonido salen a propósito porque ella celebra mucho el logro. No tengo idea si es zurda, pero es un hecho que se quiere chupar únicamente la mano izquierda.

Por fin le pude poner una chambrita y zapatos que he guardado celosamente durante casi quince años. La tejió una señora española de esas que hacían verdaderas joyas y me la regaló para el día que tuviera hijitos. Por fin le hicimos justicia al jueguito. La autora falleció hace ya varios años, pero su increible habilidad sigue adornando pequeños por el mundo. Gracias póstumas a la Chatina.

Celebramos Roshashanah por partida doble. El día oficial con mis suegros (cenando griego) y el fin de semana con una bola de colegas israelíes. En la cena había tres bebés (todas niñas) de 1, 2 y 6 meses, además de niños más grandes. Todas fueron alimentadas alrededor de la mesa en algún momento y yo no pude evitar sentirme parte de una fabrica o algo así. Por supuesto, parte importante de la conversación giró alrededor de secreciones y productos relacionados con infantes. Ese es nuestro nuevo club.

Chambrita y zapatos
La gran mata
Celebrando Roshashanah (año nuevo judío)
¡Shaná tová!
En una de sus lagartijas

5 comentarios:

Marcos dijo...

Después de años de resistirse, Agujeros Temporales toca fondo y se rebaja a usar humor escatológico.

Jaja no te creas. Muy padres as fotos. Shana Tová.

Julia dijo...

Baby poop! When Grace was tiny like that, she pooped all the time, like a normal breastfed baby, but Violet would store up her poop for, seriously, 5-6 days and then have one gigantic yellow squishy poop. It was EPIC. Babies are so crazy.

Martha dijo...

Soy testigo de cómo atesoraste esa chambrita y zapatitos por tantos años. Celebro verlos vistiendo a Leah, su destinataria.

Antonio Noyola dijo...

Besitos a Leah por su trascendental aniversario.

Ana Benito dijo...

Esas son las mejores chambritas, aunque en algún momento se llenen del semisólido tan temido :-). Leah esta más que fabulosa, tiene mucho de su papá (so far)y me parece que saldrá buena conversadora como la familia materna. Besos a todos y unos pocos más a ti Eva por que si.