5.11.08

Días intensos

Primero lo malo:

Yo me encuentro entre los que dudan que el reciente avionazo haya sido un atentado. No veo por qué Mouriño hubiera sido un blanco para los narcos. Ya se presentían cambios en el gabinete de Calderón, pero cambia mucho la cosa cuando las razones son pérdidas trágicas y súbitas. Lo que sí creo que es urgente, y se debió de haber hecho hace años, es mover el AICM a un lugar menos poblado. Me encantan los espectaculares aterrizajes en el valle de México, pero es obvio que si cualquier falla ocurre durante uno de ellos, hay un enorme potencial de daño abajo. La ciudad ya es francamente hostil, como para que encima la gente tenga que preocuparse por que le caigan aviones encima. Un pésimo día.

Lo bueno:

Entre anoche y hoy me puse a reflexionar y me di cuenta que el momento que está pasando Estados Unidos no solo es especial por todas las razones obvias, sino que es especial de manera personal. Habiendo crecido en el sur, intelectual e izquierdoso del DF, tardé muchos años en aprender a ver a EU con ojos más o menos balanceados. Como muchos compatriotas, fui educada culturalmente para tenerle cierto resentimiento y recelo a ese país (por la vida, no por mis padres, aclaro). Recuerdo que la primera vez que sentí profundamente a ese país, en la piel y en el estómago, fue el 11 de septiembre del 2001. Ayer y hoy lo volví a sentir. Mi mente sabe que Obama es sólo un hombre, pero mi estómago y mi piel no pueden evitar sentirse muy emocionados con la importancia del momento, con todos sus significados, con las posibilidades que abre a futuro. Hoy, realmente admiro a los gringos, y me siento muy feliz por ellos.

La vida:

Entre otras cosas, he estado medio ausente de éste espacio porque me encuentro en el penoso proceso de solicitar trabajos. Durante una semana y media tuve un flashback a los infernales tiempos de la escritura de la tesis: el cerebro hecho pinole y fechas límites acercándose fatalmente. No voy a mencionar lugares específicos para no echarme la sal, pero sépase que todas las opciones están en el continente americano, al norte del rio Bravo. Espero para la primavera que viene, ya saber que me depara el destino. Deseenme suerte.

6 comentarios:

Julia dijo...

I do wish you luck! I can't believe it's application time for you again...

Martha dijo...

Yo también te deseo mucha suerte. Con que siga contigo la que siempre has tenido, es buena dosis.

v g m dijo...

wow, es dura la vida de cientifico... mucha suerte!


v g m

Jocelly dijo...

Eva, suerte con los trabajos. Qué emoción tenerlos de vuelta en este continente. Un abrazo!

Antonio Noyola dijo...

No puede descartarse todavía que el accidente en el que fallecieron Mouriño y otras personas se deba a un atentado, la investigación, según acabo de leer, dilatará meses. Como tú, sin embargo, tiendo a rechazar de entrada la actitud, facilona y paranoica, que ve conjuras por doquier.

Susy Torreon dijo...

Eva, tengo mucho sin escribir, de hecho sin entrar a tu blog :S pero deseo que la oportunidad que mas te permita desarrollarte y ser feliz sea la que se abra.
Saludos desde Torreon Coahuila!
Susy