17.9.08

Independencia amarga

No tengo ninguna certidumbre respecto al horrible ataque sucedido en Morelia. Más alla del número de muertos, heridos y granadas lanzadas, todo son especulaciones. Por supuesto que lo primero que viene a la mente es el crimen organizado, pero hasta ahora no hay ninguna prueba al respecto. Lo que sí me queda claro es que me siento atacada, como probablemente se sienten la mayoría de los mexicanos. Claro que llevamos ya varios años de ser atacados por muchos flancos, eso no empezó el lunes, pero la naturaleza de éste último ataque es diferente. En principio cualquier mexicano pudo haber estado parado en una plaza celebrando el lunes en la noche, asi como fueron esos siete (o los muchos heridos), pudo haber sido cualquier otro.

Creo firmemente que el que le intente sacar raja política a éste ataque es un asco... y desfaortunadamente no va a faltar quien lo haga. Qusiera pensar que esto va a enfocar las baterías en discutir y arreglar lo verdaderamente urgente, en lugar de estar como siempre peleando por mezquindades, pero le tengo muy poca fe a nuestra clase política. Los días por venir son inciertos y los actuales tristes.

2 comentarios:

Raúl dijo...

totalmente cierto.
tristemente cierto.

Pilar. dijo...

Y esto se repite, repite y se repite.
:-(