26.3.07

Too much

Hay veces que se nos juntan demasiadas cosas en el escritorio. En los siguientes días tengo que: preparar una plática, preparar un poster, hacer una propuesta de observación (para la que me quitaron una pagina de texto con respecto a la vez pasada, malditos), incluir los comentarios de un arbitro para uno de mis articulos y volverlo a mandar, escribir mi primer reporte como arbitro de un artículo, preparar un viaje de placer a Zurich, preparar un viaje de trabajo a un castillo vecino, preparar otro viaje de trabajo de tres semanas a Estados Unidos, intentar comprar sillones para mi sala, volver a poner atención a asuntos organizativos de la boda... mas lo que se acumule en la semana. Menos mal que no seguimos liturgias judías ni católicas de estas fechas porque si no me volvería loca.

1 comentario:

Udayana dijo...

No puedes quejarte de que tu vida sea aburrida!