21.12.10

Despedidas

A pesar de que ahora me encuentro en un paraiso tropical, prefiero hacer las cosas ordenadas y sacar pendientes. Vuelvo su atención a climas glaciales.

Tuvimos varias comidas de despedida con grupos pequeños de gente y una reunión oficial en un bar que siempre nos ha gustado mucho. En principio me hubiera gustado hacer lo propio en mercados navideños, pero Leah se enfermo la última semana y aparte cayeron cantidades bárbaras de nieve. Yo alcancé a visitar brevemente un par de mercados, pero ni de lejos como me hubiera gustado. Gracias a todos mis amiguitos por acompañarnos esos últimos días. Los voy a extrañar mucho queridos.

La última semana y pico la pasamos en casa de nuestro amigo Martin, que andaba (anda) de vago en Australia. Como Leah se enfermó, la generosidad de Martin acabó siendo providencial, porque así la pobre se pudo quejar y dormir mal sin estar molestando a nadie mas que a sus papás. Miles de gracias a Martin por el super paro que nos hizo.

Y bueno, la salida del país no fue sin contratiempos. Nos tocó el principio del desastre aeroportuario que tiene asolada a media Europa. Por fortuna, la solución en nuestro caso fue volar via San Francisco en lugar de via Frankfurt. Llegamos 10 horas más tarde de lo planeado y en calidad de trapos, pero viendo las historias de estos días, nos fue bien. En ese momento, agradecí más que nunca el pasaporte alemán de Leah, porque si no no hubieramos podido hacer tránsito por gringolia. Por cierto, por primera vez me sacaron de quicio los agentes de seguridad del aeropuerto. Esos cruces están alcanzando niveles estúpidos de necedad.

Aca va la crónica en fotos de nuestros últimos días en Bavaria.
Adios Harry

La mutsy aguantando el temporal

Los papás y sus bebés

Mi monstruo comegalletas

Gabriele sabe lo que es bueno

Adios amiguitos

Los voy a extrañar

Mis queridas compinches

Mercadeando con Remco

Leah se despide de la cerveza bávara

Leah aprovecha la comodidad del lounge de Lufthansa

1 comentario:

Michis dijo...

Hola Eva, que bueno que todo vaya saliendo bien. Con fede te vemos en el chat y es como si nada hubiera pasado pero miro las fotos y ahora caigo que no van a estar en Munich. Me apena no poder agarrarle los cachetes a Leah :P. De todos modos, estamos muy contentos que el plan siga para adelante. Un abrazo grande para los tres y que sigan disfrutando del lindo México.