23.8.08

Santa Fe

A cambio de manejar unas 4.5 horas extras, mi madre y yo decidimos aventarnos el viaje hasta Santa Fe, en lugar de ir a hacer shopping a El Paso (un mundo de diferencia). Yo había tenido el placer de visitar Santa Fe antes, pero me gusta tanto, que podría volver cualquier cantidad de veces con mucho gusto.

Utilizamos la mitad de un sábado en hacer el famoso shopping, y de ahi pa'l real nos dedicamos a pasear. Mi madre no perdona la oportunidad de visitar un buen restaurant Thai, asi que nos dimos un atasque épico en un restaurant bastante bueno. Me partió el corazón dejar tanta comida, pero no había a donde llevársela. Más alla de eso, nos dedicamos a pulular por todo el centro, observando con detenimiento esas tiendas-galerías en las que uno nunca podría comprar nada y que son casi como ir a un museo. Es tan agradable caminar por Santa Fe, que un fin de semana se va realmente rápido ahi.

El domingo encontramos a mi querido amigo Joe, que nos llevó al fabuloso restaurant llamado "cowgirl", donde mi madre por fin entendió y disfrutó el concepto de comida de Nuevo México. Si algún día pasan por ahi, no se lo pierdan. Después, Joe nos dio el gustazo de mostrarnos el último montaje del corto en el que ha estado trabajando a últimas fechas. Yo que conocí a Joe cuando apenas era un proto- cineasta, me llené de orgullo al verlo frente a su propia producción. Ya que la ponga en algún lado se los enseño.

De regreso paramos brevemente en Albuquerque para hacerle un mandado a mi hermano en REI... cosa que no me costó trabajo porque amo esa tienda. Y ya, después de eso todo fue apuntar nuevamente hacia el sur.

Yo con Mark Twain y Huck Finn (creo)
Según esto, la casa más antigua de los EEUU
Me encantaría vivir en un lugar asi
Puertas en una de esas tiendas museo fabulosas
En el centro
Joe y yo

1 comentario:

Martha dijo...

¡Qué rico paseo!