23.8.07

La boda

No se cuanto voy a escribir sobre el evento en el futuro. Dado que una buena fracción de los lectores de este blog estuvieron ahi con nosotros, este post es nada más para darles una impresión rapidita de como estuvo la cosa a los que no estuvieron ahi.

Uno trabaja como mula, con muchas horas de planeación, miles de llamadas, correos y chats, con la sola intención de tener una boda bonita y en la que todos se la pasen bien. Me alegra reportar que no solo se cumplieron los objetivos, sino que las cosas salieron hasta mejor que lo planeadas.

La ceremonia estuvo preciosa y fue muy emotiva. Creo que nadie se esperaba la hermosa voz de Jaime (la amiga que nos casó) y eso nos sacó lágrimas a varios. La cena dejó contentos a todo mundo, el chupe no faltó, bailaron hasta los que uno nunca se hubiera imaginado, ¡y la pachanga duró doce horas! Lo mejor del caso es que Niv y yo aguantamos prendidos hasta el final. Disfrutamos cada segundo y a cada persona que nos acompaño.

Como en toda boda que se respete, hubo un incidente inesperado. Al novio se le ocurrió meterse a nadar por ahi de las cuatro de la mañana. El mar decidió no tragarse a mi marido, pero a cambio le cobró el precio en oro: se llevo su anillo. Yo se que los hombres que pierden su anillo de matrimonio son legión, ¿pero alguna vez había conocido a alguno al que sólo le durara diez horas?. Nos dan el repuesto el lunes.

Aprovecho la ocasión para agradecerle a toda la gente que nos echo la mano de tantas maneras, desde apoyo moral hasta apoyo logístico a la hora de las patadas. La fiesta no hubiera salido igual sin ustedes. La mayor satisfacción fue que cada vez que me despedía de alguien, escuchaba palabras similares: "me divertí como enano, todo salió muy bien, que gusto haber venido". Repito: la fiesta la hicieron ustedes con su muy generosa presencia. Mil gracias.

3 comentarios:

Marquinhos Do Nascimento dijo...

Un millon de felicidades. Me dolio no ir y ahora tengo credito en Click Mexicana, que no vuela a ningun lado que me sea util. Ni hablar.

Lucia Camarena dijo...

felicidades, gran boda, y sobre todo el mano a mano entre tu prima la mas grande y la mas chiquita que soy yo, no podia dejar de sorprender en manos de quien quedo el gran ramo de la novia, gracias por eso tambien prima!, besos y te quiero tanto.

verde dijo...

Fue un bodorrión de antología y saber que lo disfrutaron tanto es aun mejor.